Usted está aquí: Inicio 25 Aniversario Jornada de recursos humanos


JORNADA DE RECURSOS HUMANOS

 

En el marco de los actos conmemorativos por el 25º aniversario de los estudios de Relaciones Laborales, el Departamento de Organización de Empresas organizó una Jornada sobre Recursos Humanos que tuvo lugar en la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Cádiz el día 12 de abril.

 

El decano de la Facultad, Juan Luis Pulido, dio la bienvenida al catedrático de la UPO en compañía de la vicedecana de Ordenación Académica, Calidad e Innovación Docente, Francisca Orihuela. El catedrático de la UCA, Fernando Martín, ha presentado al conferenciante en el salón de Actos del centro en el Campus de Cádiz.

 

Ramón Valle ha explicado durante su ponencia la evolución de la sociedad y economía del conocimiento en las últimas décadas y de su influencia en la gestión de los Recursos Humanos, así como ha señalado las características que debe poseer un profesional en este campo y ha aclarado que en España en la actualidad las condiciones que viven las empresas no son las más óptimas para llevar a cabo su trabajo

 

RESUMEN DE LA CONFERENCIA “LA GESTIÓN DE LOS RR.HH EN LA ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO”.

AUTOR: Juan María Roldán, alumno de segundo curso de RRLL y RRHH

 

La primera cuestión que plantea el Prof. Valle es ¿Cuál es el momento y el entorno actual para estudiar los Recursos Humanos? En tiempos pasados la sociedad industrial solo buscaba la máxima productividad con personal de baja cualificación sin atender los recursos humanos de la empresa. En la actualidad, la tendencia es la misma, máxima productividad pero desde el enfoque del conocimiento, desarrollo y la innovación en la organización, por este nuevo enfoque en la actualidad se deben estudiar los Recursos Humanos desde la economía del conocimiento

 

Los pilares fundamentales de este paradigma se basan en el desarrollo económico y el bienestar social de un país o región, las ventajas competitivas que éstos adquieren y en el uso eficiente de los activos intangibles. Según el Prof. Valle, el conocimiento es el núcleo central del valor añadido de las actividades económicas.

 

Hoy en día el gran dilema se plantea entre una economía de bajo coste o una economía basada en el conocimiento. El conocimiento es un bien económico que puede ser generado y almacenado, con un fuerte impacto económico, la inversión en conocimiento es un requisito imprescindible para el crecimiento, desarrollo y competitividad de una organización. Se puede competir en una economía del conocimiento generando nuevos conocimientos en productos y servicios, siendo proactivos y fomentando la creatividad y la innovación, en función de que como se aplique el conocimiento y la capacidad de innovación así serán los resultados de la organización. La capacidad de innovación se basa en las nuevas formas organizativas, es preciso trabajar en red, hacer alianzas entre empresas para ser más competitivos así como abrir nuevas vías de gestión a los recursos humanos.

 

En la actualidad las competencias en materia de recursos humanos están obsoletas, deben ser modificadas, ya que son determinantes para la buena estrategia de una organización.

 

Otro punto importante es la creación de un mercado de trabajadores del conocimiento que compitan en todo el mundo, son los trabajadores que buscan trabajo en países desarrollados, en la actualidad el mercado laboral busca trabajadores cualificados con altos niveles de conocimiento y España es un país líder en la producción de este tipo de trabajadores.

 

Con respecto a los nuevos roles en la función de los recursos humanos cabe destacar las nuevas formas de administrar el capital humano, siendo facilitadores de la creación e innovación de los trabajadores así como creando relaciones entre los trabajadores y el exterior de la organización.

 

En la actualidad debido a la situación económica es muy fácil encontrar trabajadores con conocimientos y habilidades básicas, pero lo que demanda el mercado laboral son trabajadores con conocimientos estratégicos y específicos de su organización, no se trata de despreciar ningún capital humano simplemente de diferenciarlo, ya que éstos últimos aportan valor a la organización, aunque su formación resulte más cara así como su coste de sustitución. Para que un trabajador estratégico se sienta participe de su organización hace falta que la empresa haga una política de retención diferenciada, ofrezca unas expectativas de carrera y una formación permanente para este tipo de trabajadores, así como mostrar un alto nivel de compromiso con el trabajador y ofrecer un contrato a largo plazo.

 

Otro aspecto que es necesario cambiar es el rol del administrador de la organización, por lo general los trabajadores estratégicos se implican en la empresa de forma notable, por ello es necesario que sus conocimientos lleguen al resto de compañeros, esto se puede aplicar fomentando el trabajo en equipo, flexibilizando la gestión de la empresa y reconociendo y recompensando a estos trabajadores por sus contribuciones. A través de programas facilitadores de conocimientos, se podrá crear o adquirir conocimientos, para ello es vital que las empresas fomenten la iniciativa, las propuestas de ideas, la creatividad y la cooperación.

 

En la actualidad las relaciones de empleo son un mero intercambio entre empleador y empleado basado en la temporalidad, la incertidumbre y el desequilibrio entre las partes, para alcanzar los objetivos de la economía del conocimiento estas relaciones deben estar en equilibrio, con unas relaciones fuertes entre las partes y un mayor compromiso del trabajador con la empresa, todo esto conlleva al cambio en la gestión de los recursos humanos.

 


Acciones de documento
Favoritos / Compartir